Campaña de Concientización del Síndrome Mielodisplásico

Campaña de Concientización del Síndrome Mielodisplásico

Grupo Biotoscana promueve campaña de concientización del síndrome mielodisplásico.

Montevideo, Uruguai, 23 de octubre de 2018. Para conmemorar el Día de la Concientización del Síndrome Mielodisplásico, celebrada el 25 de octubre, el GBT Grupo Biotoscana lanzó una campaña de concientización y educación sobre la enfermedad durante todo el mes.

El síndrome mielodisplásico, también llamado mielodisplasia o SMD, es un conjunto de desórdenes sanguíneos caracterizados por la incapacidad de las células madre de la médula ósea de madurar y generar células sanguíneas funcionales1-5. Los principales síntomas de la SMD son anemias, infecciones recurrentes y sangrados. Por ser síntomas comunes, la divulgación de los signos y síntomas de la SMD es importante pues en la mayoría de los casos pueden ser confundidos con otras enfermedades, siendo común pacientes esperan años para un correcto diagnóstico3,4. La edad es el principal factor de riesgo para el Síndrome Mielodisplásico, pues facilita la mutación en el ADN que origina la enfermedad en la médula ósea. Cerca del 80% de los pacientes con SMD tienen más de 60 años de edad y es una enfermedad frecuente en pacientes mayores de 70 años, afectando 30 a cada 100.0003. En Brasil, hay 7.600 nuevos casos cada año2.

El diagnóstico precoz es importante pues aumenta significativamente la calidad de vida del paciente, reduciendo las posibilidades de necesidad de transfusión de sangre recurrente y en casos más graves, como ocurren en un 30% de las veces, la evolución de la enfermedad para leucemia1. La evaluación clínica y el hemograma son algunos de los exámenes que generan sospechas sobre la SMD. Para llegar al diagnóstico, aún pueden ser necesarios mielograma y biopsia de médula ósea, entre otros exámenes.

La única cura para la SMD disponible es el trasplante, pero muchos pacientes no son elegibles por la edad y otras condiciones médicas. El GBT ofrece la mejor alternativa de tratamiento del síndrome mielodisplásico que ayuda a la médula ósea del paciente a mejorar su función.

La campaña puede ser acompañada por la página de Facebook /issoecoisadevelho.

1 Fenaux and Ades, Blood 2013;121:4280-86
2 Statistics Review, 1975-2011. National Cancer Institute. http://seer.cancer.gov/csr/1975_2011. Rollison DE, Howlader N, Smith MT, et al. Epidemiology of myelodysplastic syndromes and chronic myeloproliferative disorders in the United States, 2001- 2004, using data from the NAACCR and SEER programs. Blood 2008; 112:45-52.
3 Shammo JM, Foran JM, Houk A, et al. An examination of educational gaps in the diagnosis and treatment of myelodysplastic syndromes. Cancer Control. 2011; 18:65-7
4 Khan AM. Why are myelodysplastic syndromes unrecognized and underdiagnosed? A primary care perspective. Am J Med. 2012 Jul;125(7 Suppl): S15-7
5 Sekeres M. Myelodysplastic syndromes: it is all in the genes. J Clin Oncol. 2012; 30:1-3. 3. Howlader N, Noone AM, Krapcho M, et al. SEER Cancer